viernes, 24 de diciembre de 2010

Las aventuras de tia Gretel

 
Tia Gretel siempre venía a visitarnos a la hora de onces una vez a la semana, lo hacía porque a esa hora papá no estaba en casa, ellos no se hablaban desde que tía Gretel habia decidido vivir sola, nunca entendí este lío, pero la tia siempre nos visitaba y nos traia alguna cosa hermosa a mi hermana y a mi.. Me gustaba su pelo rubio teñido y sus largas uñas rojas en esas manos blancas y bien cuidadas, su pelo crespo se movía junto con ella y su risa contagiosa llenaba la salita de estar. Mamá adoraba a su cuñada y no le importaba la vida "licenciosa" que llevaba , como decia la abuela, cuando se referia a tia Gretel, varias veces con mi hermana discutiamos sobre que era la vida licenciosa.. y nos habiamos prometido tener una vida asi..aunque le molestara a la abuela y a papá..Mamá siempre defendia a la tia y le decia a la abuela :Mama!,Gretel es feliz a su manera y que es duela de vivir como quiere.
Una tarde llego tia Gretel con sus rulos mas largos y a sus dedos le faltaban el color rojo, sus ojos estaban ojerosos y rojos de tanto llorar, nos besó a las dos con su ternura de siempre y mamá se la llevó a su dormitorio.. Mi hermana me miró con cara de pregunta y yo levanté los hombros como diciendole..No tengo idea..
Desde ese dia tia Gretel no aparecio mas por casa y nadie hablaba de ella y cuando preguntabamos nadie respondia, la abuela que siempre nos ponia atencion no nos decia nada.. Hasta muy tarde la vida vine a saber el por qué de tanto silencio y de la eterna ausencia de tía Gretel.

2 comentarios:

  1. la genial tia Gretel...me dejó intrigada.

    ResponderEliminar
  2. gracias, ya pondre mas de la tia gretel..va por entregas.

    ResponderEliminar